y no lo sé wey
que ya parece estamos viejos para todo esto
la improvisación se nos quedó atrapada en los faldeos de algún murmullo
cuando por allá en los 20 perseguíamos cada tramo pegajoso del reloj
y no nos venía el hambre
no nos traicionaba el apetito
no nos pillaba desprevenidos el bajón
pero que lo sepas ¿vale?
pese al triste linaje
aún podemos fabricar bellas canciones

de las buenas

también estamos capacitados
para derrotar a la derrota


pero estos años locos
son el perturbado desfalco de tu pan

el que nunca se comió


así que ahora quítate el maquillaje
bota la flema
y mírate al espejo

¿lo viste?
la vida está cabrona
está súper delicada
no es perdonadora esta vida de cartón
pero mienten como perros: dicen que sólo hay una
y eso no es verdad

igual miro la hora, minutero y segundero son marido y mujer
se van pillando en la cocina a la hora del almuerzo
se alcanzan a caricias por la medianoche
se aparean dormidos en la distancia
y se desploman poco a poco, tarde a tarde,
                                                   Alfonsina
                                 ya no tengo tu saliva
                            para sobres poder sellar

que me aburre blogger, creo ya pasó la época dorada de la plataforma
antes era casi un lisérgico chat
plasmábamos nuestros poemas o textos o dibujos o pecados
o manuales de jardinería y también de moda
fotografías de iguanas vestidas como hombres
como mujeres
retratos de mocosos haciendo su primera comunión
había de lo que quisieras
pero hoy todo se ha jodido
lo ampuloso del amante privado
y la meningitis de quien no te pudo sosegar más
se cerró,
y ya fuiste

(es atroz lo que puede llegar a envejecer un poeta cuando se pone serio)

yo tranquilo, ¿sabes?, sigo con mis malabares económicos pero los míos son una mierda si los comparas con los de don Miguel, bueno, el hombre yo creo no sabe muy bien lo que es el dinero, si tiene hambre se queda callado, cierra los ojos
imagina una sopa caliente y espera
siempre habrá una mujer peinada al viento que le lleve un plato de comida
un té
o unas calcetas de lana para amortiguar este frío brutal

lo mío es
cómo decirlo
es más terrenal
menos de miseria
pero mucho más de lunes temprano
y mala suerte

ya los días 15 de cada mes comienzo a palpar las consecuencias, alargo la plata lo más que puedo, o sea, los primeros quince días voy relativamente tranquilo a restaurantes, compro Coca Colas, ropa no, sólo una vez al año me compro ropa—, soy generoso en la limosna, no sé, ando relajado
pero ya a partir de la segunda quincena la cosa se me pone brava, ni te cuento entre el 25 y el 30, bajando las tazas de Nescafé hasta más no poder por las mañanas, haciendo rendir los cigarrillos, bastante arroz con salchichas pero bueno, lo típico y como siempre he dicho váyanse a las reconchas de sus madres que ahora lo femenino se ha puesto de moda y ya no se puede ni lanzar un piropo en las calles porque te llega una paliza encima y yo creo se les pasó la mano a las mujeres, a su movimiento, hay mujeres malas, muy malas, tan malas que se creen buenas, así que no me trago la fashion moda culera feminista, que me importa una raja
aquí el que la hace la paga
venga de donde venga
ojo por ojo
diente por lengua
hombre o mujer
           allí abajo
somos todos de allí abajo
románticos o duros
venimos y vamos allí abajo
feminista la mujer le gritaba al John ¡¡¡pégame, pégame e insúltame, me pone cachonda, méame encima, escúpeme, dame duro John que ya me corro, dame más hijo de puta!!! gritaba la señorita

después de eso el John se fue arrestado
le dieron 541 días de prisión
porque una vecina llamó a la comisaría
diciendo que a una mujer la estaban golpeando en el 302
obvio que la estaban golpeando
pero al John no le creyeron nada
es que a ella le gusta que le de, alcanzó a defenderse
pero no pudo ni a terminar la frase cuando lo esposaron
lo metieron dentro del furgón policial
y se va a tener que mamar casi dos años en la cárcel
sólo porque a su chica le gustaba la cachetada
el alboroto
y la multiflora que hay en la orina

ni una menos
ni uno menos
¿ok?

nadie de menos
sobramos de la misma forma que hacemos falta
aunque te quiero loca sin rimas ni aguaceros

mejor dejemos este delicado tema de lado y vamos a ver fotos, ¿te apetece?




el tema es viejo, pero qué importa, planté una semillita de cannabita sativita y ándate lorito que me salió brava la tonta, es de esas que con poco te dan mucho, no me acuerdo el nombre de la cepa, la cosa es que la yegua te enloquece te patea y ocurrió nuevamente el jueves

                                                                        lo pasé pésimo

como andaba algo nervioso parece que la bestia me noqueó furiosa y tuve que llegar hasta la instancia de quitarme los auriculares de los oídos, echarme en el sofá, empezar con ejercicios respiratorios, JAMÁS ROBERTO, JAMÁS CERRAR LOS OJOS, NUNCA, eso es lo peor que puedes hacer cuando el aguijón te penetra por todos y cada uno de los poros del cuerpo

la rutina de los jueves en el asilo es:
- tener una botella de vino abierta antes de prender la euforia
- uno o varios inciensos humeando
- música a mano, pc a mano, gafas a mano, plumón a mano, teléfono a mano
- darle play al manicomio

pero algo salió mal
se me fue todo al corno
recién a la hora y media el efecto comenzó a diluirse 
fue ahí, cuando ya estaba más empoderado de tierra y de prejuicios, que me levanté del sillón y le di un sorbo a la de vino
estaba delicioso, desde hace ya mucho tiempo que sólo tomo vino y no cualquier vino, tiene que ser Casillero del Diablo, cabernet sauvignon cosecha de 2016, no es gran cosa, en dólares americanos cuesta más o menos 8 la botella

al otro día recuerdo me tiré un pedo y salió con mierda

llevo dos semanas en ley seca





esa también es vieja, debe ser del invierno pasado, o del que viene
estaba en el asilo, abajo mío tendría que estar el piano, a mi derecha, a la derecha de la foto, un mueble cerrado con llave, detrás la ventana que un día me dijo que por nada del mundo le pusiera vestidos así que dejo que la luz del día y de la noche entren a rabiar y sin pedir permiso, claro, también se cuela el frío pero man, para eso inventaron las de cuero

a propósito de chaquetas la otra tarde iba por la vereda de la calle Lord Cochrane y el dueño de un pequeño restaurante le estaba pateando a un mendigo sus ropas que las tenía al borde de la calzada,
le dije con todo el respeto que me nació en ese momento ¡¡¡oye hijo de puta qué le estás haciendo a ese pobre hombre!!!
el fulano, rojo e iracundo como el dictador que manda en Venezuela, me dijo no te metas y sigue tu camino, este desgraciado es un loco y ya quinta vez que viene a quemar sus ropas afuera de mi local
y tomó la chaqueta de este pobre tipo y me la lanzó a la cara

él me lanzó la chaqueta
yo le lancé un puñetazo medio a medio de lo que se llama rostro

vinieron los garzones
nos separaron
y hasta allí llegó la cosa

a los pocos días
de puro odioso que ando
entré al restaurante a tomarme un café con un sándwich
y el hombre creo aún me seguía maldiciendo

del mendigo
ni sus cenizas






¿ves el segundo amplificador a tu derecha?
pues por ahí una niña de otros mundos se comunicó conmigo una mañana
y no morí de miedo

no es propiamente un ampli, es un parlante de karaoke, el del lado sí es uno de verdad, orgulloso el gorila de su sonido, grave, pesado, lo cuido porque él multiplica el instrumento y ahorré diez meses para comprármelo, en fin, pero el del lado, el pequeño, es de esos de multitienda en que le pones un pendrive con canciones, le anula la voz al cantante y te queda libre la pista para que en las fiestas puedas cantar encima y hacer el ridículo como más te guste

pero yo le encontré un uso alternativo y es que si ponía el reverb a mil junto al micróno y éste lo situaba al lado del otro amplificador pues bueno, que te daba un agudo sin acople que te erizaba los pelos y el escorbuto

en el asilo hay fantasmas, las cosas como son


varias veces mientras practicaba el arte del incesto junto a los ríos que no van a morir al mar escuchaba voces desde ese parlante karaoke
hablo de incesto por no decir que hacía la siesta
y hablo de ríos por no decir que dormía con las manos dentro del pecho

traducido al latín digamos que me iba a la cama, metía un pendrive con música ochentera y cerraba los ojos a ver si la musa del rubor y del cansancio me venía a hacer compañía o por último a rajarme la ropa para alumbrar si en mi fondo habían cerezos y así ir a sembrarlos a París

y escuchaba voces desde el parlante

no les hacía demasiado caso

pero aquella vez fue distinto

primero un raro sonido
una interferencia metálica con ruido de vocales
luego una frase inentendible
después una especie de canto o ronda infantil
(a todo esto la música se había detenido para darle paso a la nena muerta)
me levanté y acercándome le digo hola
y del aparato se escuchó claramente una voz de niñita que dijo hola

te lo juro

sin muchos aspavientos ni alharacas desenchufé la tontera, la cubrí con un trapo encima, regresé a la cama, recé, empecé a rezar por ella con una fe que ni te imaginas y desde ese día nunca más he vuelto a sentirla allí donde se van a morir los sauces

o los jacintos






a otra cosa mariposa

esa es la portada del segundo poemario, la pintó mi gran amiga y hermana FARA®
pintora demente y sabia
audiencia y receso
el libraco tiene ilustraciones dentro, las hizo ella, es una especie de resumen del libro, libro que habla de la reencarnación cuando somos eternos, habla de la leche cuando se murieron calcinadas todas las vacas del prado, habla de los padres que son madres cuando falleció la madre y estuvimos huérfanos de padre, habla de lo que siempre hablé cuando me mantuve tan callado

está en ti si crees o no, pero si por esas cosas de la vida te da por creerme déjame contarte que una tarde en el asilo hablaba por teléfono con la pintora, nos poníamos de acuerdo en los dibujos que ella iba a incluir cuando de golpe y porrazo sale disparada una lata de cerveza desde un mueble y que aterrizó de forma violenta debajo de un sillón, lancé un grito (pero de nervios, que no se crea que soy hijo del susto), ¡¡¡qué fue eso Sarco, qué fue ese golpe!!!, me preguntó desde el otro lado de la línea (la telefónica)
es que... iba en eso cuando sale volando por los aires una segunda lata de Stella Artois, luego otra y así hasta que las seis latas del pack chocaron contra el suelo de madera que hay en la casa de las flores
son los fantasmas, amiga mía, tú sabes, ya te lo he explicado...

pregúntale,
anda y pregúntale si no me crees

a ella la puedes encontrar suspendida en el estruendo
o pintando el vergel desde un témpano de avispas





y bueno, de fantasmas y cervezas voladoras mejor vayámonos al puerto.
Valparaíso es una ciudad que pertenece a otras épocas, sus habitantes son paridos de algún libro de esos añosos que abundan en las bibliotecas de los abuelos que partieron siglos antes que siquiera aparecieran en el árbol genealógico de nuestras familias, es como si el tiempo se hubiese detenido cuando la gente veía los colores en blanco y negro y los gatos eran verdes

es mágico mi Valpo querido

sus cerros, sus benditos cerros cobijan miles de casitas de colores que cada tres incendios desaparecen para luego volver a aparecer, con nuevos pintores, con otros poetas, con magníficos seres bohemios que por regla universal deben ser valientes
podrás tener el paladar bífido, o una joroba en la mejilla, o una amable decadencia entre lejía y moscardón
o cualquier cosa que te rebane la moral frente al espejo, pero aquí tienes que ser valiente, soportar la mirada y la ley de gravedad de los porteños, dejar claro tu punto de vista en las cocinerías del mercado, no sé wey, calzarte el poncho y escupir al muelle tu encumbrado lamento andino

pero si vienes de otro país
y aquí el consejo te lo doy gratuito
búscate un hotel bien abajo de los cerros
ojalá al nivel de la calle
que arriba, escúchame
se comen vivas a las personas rubias

podrá haber una horda de poetas en las calles
pero eso no retrasa el cuchillazo

adolecemos de abdómenes lavados al champú






te la dieron toda, que la Sertralina, que la depresión, que por un año estamos bien con la pastilla, que no dejes de tomarla cada mañana mientras dure el tratamiento, y que te levantabas y antes de poner a hervir el agua para el café ya abrías la despensa donde están muertas de risa las cajas de los remedios y que sagradamente la pepa garganta adentro para no estar tan triste ni tan negativo y que una mañana te dio la holgura y la valentía y dejaste de tomar la maldita escarcha laboratoriada y por cuatro días fuiste el hombre fuiste la mujer más feliz del mundo hasta anoche en que un batallón de pesadillas te sacó de la cama y en tu cabeza millones de hormigas bailaban sardana enloquecidas
mejor dicho no en tu cabeza
en tu cerebro
más abajo del cráneo
y fuiste a la cocina te temblaban las manos la vista no apuntaba mirilla telescópica hacia el objetivo llenaste un vaso de agua sacaste la caja y miraste el display con la Sertra y afuera ya estaba amaneciendo ya pasaban los primeros autobuses por las calles de Santiago te echaste la pastilla a la boca la apuraste con el agua y también cortaste después la luz te fuiste a la cama y descansaste pajarito
pudiste dormir hasta las once
los hormigueros cesaron de bailar
y soñaste con mujeres que eran himnos
y fusiles que disparaban crisantemos 








volvamos
fui de nuevo al dentista
la semana pasada tomé una hora
el tipo se presentó como especialista en hueso, encía y funicular

- hombre, cuánto fuma usted
- bastante

después de revisarme el diagnóstico fue demoledor

periodontitis

esa vaina significa que se te pueden caer poco a poco los dientes

sucede que el cigarrillo tiene unos componentes nefastos para la salud bucal y tengo los huesos del hocico llenos de bacterias, eso hay que tratarlo, que la enfermedad tiene cura, higiene certera y el martes me va a limpiar la parte de adentro de los dientes, esto es meter un aparato como una ganzúa pequeñita entre encía y diente (la puta madre) y luego al mes y medio nuevamente lo mismo y si la cosa va bien cada seis meses repetir el sacrificio

llegando a casa decidí bajar abruptamente la cantidad de cigarros
ahora estoy en 5 diarios
y bajando

ni cagando me quedo con la boca despoblada

me hizo un destartraje fenomenal, tengo los dientes blancos y limpios, me río con una fastuosidad que llega a dar envidia
menos a ti
que tienes una dentadura perfecta
¿o acaso no te comiste mi pena
sin importar en lo más mínimo la melancolía de los truenos?

te limé las caries
y la periodoncia me la debes

que en el cajón
no se ríe nadie/ rocío





dejándonos de dientes y encías enfermas
también soy calvo

y sufro de resfríos crónicos

de sinusitis

entonces hallé unos pañuelos que se ponen en la cabeza y que son multiusos, te abrigan la pelada, te protegen la frente cuando hace frío, te esconden esa cicatriz que llevo en la nuca de cuando me azoté la cabeza contra el pavimento gracias al gentil auspicio de un autobús que se subió a la vereda
éramos tres en la parada
dos salieron ilesos
el tercero (yo) estuvo seis horas inmovilizado en una sala de urgencias del sector sur de la capital
(cuando desperté parecía marciano)

llevo pañoletas en la cabeza como también muchas historias escondidas en el garage que tengo en la memoria, algunas muy lindas, otras nefastadoras, sumando y restando soy un hombre que se mantiene en pie con mucho de suerte y poco de animalario, a veces me siento como un folclore sonando despacito en medio de un concierto de heavy metal y otras tantas soy la guitarra speed en tu velorio de cuentas por pagar






oye, en el asilo nos disfrazamos, hacemos cada quince días una revolución entre los inquilinos más felices de aquel frío lugar, leemos poemas los que escribimos poesía, se canta entre los que saben cantar, hay juegos de dominó y también de ajedrez
hay mujeres que tejen a crochet
el vecino del lado se porta muy bien, ha desistido de llamar a la policía en más de una oportunidad, lo más grave fue hace unos meses, un botellazo que lanzó la vecina pero del otro lado, la Luisa, fue una noche en que puse el Roland a un volumen poco santo para ser día de semana, día laboral quiero decir, noche de descanso laboral, un día de mierda para ella
de pronto se azotó una botella junto a la ventana que da hacia la higuera y los dos perros ladraron pasmados mientras yo apagaba el teclado y miraba para afuera

era una de vino
tiene que haber sido tinto

hay que saber distinguir los vidrios cuando el envase está vacío

                                                                         como los cuerpos






y eso, que me disfracé
que anduve por la casa molestando a todo el mundo
no sé cuántos éramos en ese mundo
quizás no había nadie más que yo
o era un yo con muchos ellos
la cuestión es que enterré todas las penas
y fui la suma de tu nave espacial
tan rica y tan llena de propósitos
cuando me viste dormir cubierto por tus cartones
y esas tibias colchas donde nuestras madres
le cambiaron los pañales a su endeble soledad







son las 7, mejor me voy a hacer algo más productivo por la vida
todos amamos el dinero
los que lo tienen dicen que no
que es más importante la sombra que dan los nogales
somos tan mentirosos
adulamos lo feo del reflejo
pasamos horas completas flirteando con desconocidos
y no vamos a ver a la tía enferma
que su único anhelo es un paquete de galletas
y un yogur
pero no, preferimos cortarnos las uñas para que no se junte la mugre
y tenemos el alma al debe, la cama es eterna y fría cuando el abrazo
mentís, poetas, mentís la rabia
y el recuerdo
aquí todos estamos marcados como el ganado
gozamos los domingos en casa
pero nos aburrimos
nos falta paisaje, nos falta viajar
la gran mentira: la vida no es corta

anótalo por ahí

todos llevamos dentro un paraguas y un primero de junio
al menos yo en casa tengo dos sillones 
y la suave percepción del acabose 

sí, compañera
los países se están muriendo

ya no sacamos nada
con huir