por mí
por mis apóstoles
                           las bestias/ los árboles
                           la sospecha
por el sedimento crudo
entre los dientes

por ti

de nuevo
por mí

y por todos mis compañeros

por el forcejeo de la voluntad
cuando te metiste un papel arrugado bajo el otoño

por mi mano cansada
en la hora imprecisa de la paja

por los drogos
por los drogos
por todos los galgos

por mi mano alzada

por mi culpa
por mi fango
por mi gran
imaginario

por tus lutos
por tu flor

tu sordera de espaldas mojadas

por la ausencia
y la música

por tu muerte innecesaria




HOMBRE NO SABES LEER MUJER NO SABES ESCRIBIR
y yo
hasta el fin de los tiempos
te lo permitiré en mi cara